Principios de la economía azul

 In Economía Azul

Ya hablamos en un post anterior sobre los principios de la economía azul, en el que comentábamos que a día de hoy la economía azul es un concepto abstracto sin una definición «normalizada». En este artículo recogemos los principios de economía azul establecidos por 3 diferentes entidades.

Günter Pauli acuñó el término «economía azul» en 2010 con la edición de su libro «The Blue Economy». En el libro recoge 100 propuestas innovadoras como ejemplos de que podemos encontrar un equilibrio económico utilizando la física, química y biología con materiales renovables y prácticas sostenibles, en contraposición a los procesos económicos lineares tradicionales. Si quieres profundizar sobre la filosofía azul de Günter Pauli encontrarás más material en castellano en la web The Blue Economy.

En el año 2015 la WWF estableció unos principios para una economía azul sostenible con el objetivo de «ayudar a garantizar que la economía desarrollo del océano contribuye a la verdadera prosperidad, hoy y en el futuro» a todos los actores intervinientes en la llamada economía azul.

Por último, en la redacción del «Marco Normativo de Economía Azul Sostenible» realizado en febrero de 2020 por el Parlamento Andino (órgano supranacional y democrático de la Comunidad Andina, que engloba a Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Chile) también establecen una serie de principios de economía azul para la región.

Principios de economía azul – Günter Pauli

Principios economia azul Gunter Pauli

Imagen tomada de la web https://www.theblueeconomy.org/es/the-blue-economy/

Como vemos en la imagen, Pauli establece 19 objetivos divididos en 3 bloques: Inspirarse en la naturaleza (y el agua); Cambiar las reglas del juego (de los negocios); y Vivir en el territorio. Los principios son los siguientes:

  1. Centrarse en la física (con la ayuda de la geometría y las matemáticas)
  2. Saber dejar de ser lineal
  3. Optimizar y coevolucionar
  4. Resistir con la diversidad
  5. Más allá de lo ecológico (y biodegradable)
  6. La interconexión de los problemas crea oportunidades
  7. Poner la Naturaleza en la dirección de su evolución
  8. Mantener los bienes comunes libres y limpios
  9. Satisfacer primero las necesidades básicas (de todos)
  10. Utilizar lo que ya tiene
  11. Sustituir algo por nada
  12. Valorar todo: todo tiene valor, todos crean valor
  13. Estar sano y feliz
  14. Aprovechar las economías de perspectiva
  15. Generar múltiples oportunidades a partir de una sola iniciativa
  16. Integrar verticalmente (sectores primario y secundario)
  17. Gestionar sin un plan de negocio (ni hojas de cálculo de Excel)
  18. Decidir sobre la base de los estados financieros (balance y cuenta de resultados)
  19. Poner la ética en el centro

Principios de economía azul – WWF

Sustainable Blue Economy WWF

Imagen en https://wwf.panda.org/wwf_news/?247477/Principles-for-a-Sustainable-Blue-Economy

UNA ECONOMÍA AZUL SOSTENIBLE es una economía basada en el mar que…

  • Proporciona beneficios sociales y económicos para las generaciones actuales y futuras, al contribuir a la seguridad alimentaria, la erradicación de la pobreza, los medios de vida, empleo, salud, seguridad, equidad y estabilidad política.
  • Restaura, protege y mantiene las principales funciones, diversidad, productividad, resiliencia y valor intrínseco de los ecosistemas marinos – el capital natural del que depende su prosperidad.
  • Se basa en tecnologías limpias, energías renovables y en el flujo circular de los materiales para asegurar la seguridad económica y social y estabilidad en el tiempo dentro de los límites del planeta.

UNA ECONOMÍA AZUL SOSTENIBLE se rige por procesos públicos y privados que son…

  • Inclusivo. Una economía azul sostenible se basa en una participación activa y un compromiso efectivo y participativo de los actores que intervienen.
  • Bien informado, precavido y adaptativo. Las decisiones se basan sobre información científicamente sólida para evitar efectos nocivos que socaven la sostenibilidad a largo plazo. Cuando no hay información y/o conocimientos adecuados, los actores adoptan un enfoque precavido, buscan activamente desarrollar tal conocimiento y absteniéndose de emprender actividades que puedan potencialmente provocar efectos nocivos.
  • Responsable y transparente. Los actores asumen la responsabilidad de los impactos de sus actividades, tomando medidas apropiadas, y son transparente sobre sus potenciales impactos para que que las partes interesadas estén bien informadas y pueden ejercer su influencia.
  • Holístico, intersectorial y a largo plazo. Las decisiones se basan en una evaluación y teniendo en cuenta sus efectos económicos, sociales y medioambientales, beneficios y costes para la sociedad, así como sus impactos en otras actividades y fronteras, tanto presentes como futuros.
  • Innovador y proactivo. Todos los actores de una Economía Azul Sostenible buscan constantemente la forma más efectiva y eficiente de satisfacer las necesidades del presente y del futuro sin socavar la capacidad de la naturaleza para sustentar las actividades económicas y el bienestar del ser humano.

Para crear un ECONOMÍA AZUL SOSTENIBLE, actores públicos y privados deben…

  • Establecer metas y objetivos claros, medibles y consistentes con una Economía Azul Sostenible. Gobiernos, sectores económicos, individuos, empresas y otros actores deben establecer objetivos relevantes y medibles para facilitar su planificación, gestión y actividades con una dirección clara. Las metas y objetivos para diferentes áreas económicas, sociales y ecológicas – así como con políticas y actividades relacionadas – deben ser hechas de la forma más integrada y coherente posible para evitar conflictos y contradicciones.
  • Evaluar y comunicar el desempeño de los objetivos y metas establecidos. Los objetivos y metas para una Economía Azul Sostenible deben ser monitorizados periódicamente y el progreso comunicado a todas las partes interesadas, incluido el público en general, de una forma transparente y accesible.
  • Crear un sistema económico y legislativo estable que proporcione a la Economía Azul sus adecuados incentivos y reglas. Los instrumentos económicos como impuestos, subvenciones y tasas deben estar establecidos interiorizando medio ambiente, beneficios sociales, costos y riesgos en la sociedad. Las leyes y acuerdos, tanto nacionales como internacionales, incluyendo los privados, deben ser formulados implementado, aplicado y mejorado continuamente para apoyar una economía azul sostenible.
  • Planificar, gestionar y regular eficazmente el uso del espacio marino y sus recursos, aplicando métodos inclusivos y un enfoque ecosistémico. Todos los usos relevantes del espacio marino y sus recursos deben ser contabilizados, planificados, gestionados y gobernados con visión de futuro, de forma precavida, adaptativa e integral, integrando procesos que aseguren el uso y salud a largo plazo y sostenible del mar, teniendo en cuenta también las actividades humanas en la tierra. Dichos procesos deben ser participativos, responsables, transparentes, equitativos e inclusivos, con el fin de ser adecuados a los usos y necesidades humanas presentes y futuros, incluyendo las necesidades de las minorías y los grupos más vulnerables de la sociedad. Para realizar compensaciones justas, dichos procesos también deben utilizar herramientas y métodos apropiados para calcular el conjunto de beneficios que los bienes y servicios de los ecosistemas pueden aportar a las diferentes partes interesadas.
  • Desarrollar y aplicar normas, directrices y mejores prácticas que apoyen una Economía Azul Sostenible. Todos los actores, incluidos gobiernos, empresas, empresas sin fines de lucro, inversores y consumidores, deben desarrollar o aplicar estándares, directrices, mejores prácticas u otros comportamientos que sean relevantes para ellos. Para las organizaciones, la aplicación de tales estándares no sólo debería garantizar que sus actividades se realicen de manera responsable, sino también mejorar su propio desempeño y competitividad, tanto hoy como en el futuro.
  • Reconocer que las economías marítima y terrestre están interrelacionadas y que muchas de las amenazas que enfrentan los ambientes marinos se originan en la tierra. Para lograr una Economía Azul Sostenible en los mares y en las regiones costeras, se deben abordar los impactos terrestres en los ecosistemas marinos. Los actores también deben trabajar para promover el desarrollo de una economía verde sostenible en tierra.
  • Cooperar activamente, compartiendo información, conocimientos, mejores prácticas, lecciones aprendidas, perspectivas e ideas, para lograr una economía sostenible y un futuro próspero para todos. Todos los actores de una Economía Azul Sostenible tienen la responsabilidad de participar en el proceso de implementación y de llegar a través de fronteras nacionales, regionales, sectoriales, organizativas y de otro tipo, para garantizar la gestión colectiva de nuestro patrimonio marino común.

Principios de economía azul – Parlamento Andino

a) Principio de Sostenibilidad. Se busca desarrollar economía azul, pero de una forma sostenible, garantizando el mantenimiento del ecosistema marino, además de fomentar la coordinación con la comunidad, así como al ser humano en un horizonte de largo plazo.

b) Principio de Soberanía. El desarrollo de las actividades económicas y no económicas en economía azul deben basarse en el principio de soberanía de los Estados miembros. Por ello, debe procurarse el aprovechamiento de los recursos en los límites fronterizos, la defensa del mar territorial y los recursos genéticos como propiedad de cada país.

c) Principio de Prevención. Constituye las medidas a realizarse en la actualidad para garantizar que las generaciones futuras y las presentes puedan gozar de una seguridad alimentaria y el aprovechamiento de los recursos naturales y culturales necesarios que permitan su sobrevivencia ante los impactos por cambio climático y que no permita la necesidad de emigrar; por ello, se procurará una estrategia a largo plazo entre los países Andinos el intercambio y colaboración de ciencia y tecnología, así como investigaciones que permitan enfrentar proactivamente los desafíos al cambio climático.

d) Principio de Salvaguardas. Ante todo tipo de proyecto de inversión en los países miembros del Parlamento Andino, aplicará y aprobará el sistema de salvaguardas ambientales, sociales, de género y de patrimonio; asegurando que la nueva actividad económica no sea perjudicial a las actividades tradicionales de la población local y/o comunidades costeras. e) Principio de Justicia: Asegurando que en una economía azul el trabajo sea justo para los ciudadanos sin ningún riesgo a la explotación o al incumplimiento de los beneficios de acuerdo a Ley. Será prioritario generar trabajo a las poblaciones costeras.

f) Principio de Salud Oceánica. Referida a la necesidad de garantizar la protección y conservación de los ecosistemas marinos, la biodiversidad marina y la calidad del océano. Los ecosistemas saludables son más productivos y representan la única manera de garantiza que las economías que dependen del mar sean sostenibles.

g) Principio Sistémico. El desarrollo de las actividades productivas en economía azul deberá de desarrollarse con una visión sistémica, apoyado por las diferentes herramientas de gestión y planificación considerando las externalidades. En una economía azul, se realizará la evaluación y valoración económica, social y ambiental, se realizarán estudios de análisis ostos y beneficios para la sociedad, con horizonte de mediano y largo plazo.

Recent Posts

Dejar un comentario

Atlantic Action Plan